Nuestro Redentor

Nuestro Redentor

Isaías 43:1-2

43 Ahora, así dice El Señor, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: “No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú”.

2 Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá

en ti.

 

 ¿Quién es tu Creador?

Es el Dios todo Poderoso creador del cielo y de la tierra

que te formó del polvo de la tierra y sopló vida en ti.

Te dice, “No temas”. Ya que en esta vida vienen muchos temores de diferentes formas, ya sea físico, económico, familiar.

Te dice “Yo te redimí”. Nos perdona, dice que la cuenta ha sido pagada.

Nos pone nombre y nos dice que somos de Él.

Y luego nos promete que, aunque pasemos por las aguas, los ríos y fuego, no nos anegarán-no nos quemarán, ni la llama arderán en nosotros.

¡Qué gran promesa! Tenemos a Nuestro Dios y padre del Señor Jesucristo que nos ama con amor eterno y con mucha esperanza.

 

Mi embrión vio tus ojos,
y en Tu Libro estaban escritas todas aquellas cosas
que fueron luego formadas,
sin faltar una de ellas.

Salmos 139:16

Jenny Guevara

My name is Jenny Guevara. I’m married to my husband Isaias Guevara. We are the parents of 4 beautiful daughters. Each one of them is especially formed, with their own personalities, but they are all girls after God’s own heart. Together we have learned a lot about patience and in trusting the Lord in the most difficult times. It is these times that my husband reminds me that “God has everything in control.” My passion is to share that we have a God that created us with a purpose and that there is nothing too difficult for him. Everything that we pass through God can and will use for good. I love him very much, but I don’t just want to say it. I want my life to show it.

EL SEÑOR PROVEERÁ

Apoyándose en Dios y disfrutando de la paz que él da.

Jeremías 29:11

Porque conozco los planes que tengo para ti “, declara el SEÑOR,” planea prosperarte y no hacerte daño, planea darte esperanza y un futuro.

El verso del día es Jeremías 29:11. Y vamos a dividir todas las promesas que Dios tiene para nosotros hoy en este versículo. Estos son los pensamientos que Dios tiene para nosotros. No los consejos de nuestros mejores amigos, ni nuestras familias, ni nosotros mismos, sino los de Dios. Pensamientos de paz.

La paz que Dios ofrece es diferente a la paz del mundo. No se basa en las garantías de su amigo o en la satisfacción de todas sus necesidades. Dios nos da paz incluso en los tiempos difíciles. Con Él puedes confiar en que todo va a funcionar para bien porque él tiene el control. Podemos ver esto en Marcos 4: 35-41. Aquí vemos a Jesús y sus discípulos cruzando el mar de Galilea cuando llegó una tormenta feroz y casi hundió el bote. Los discípulos conocían a Jesús. Habían visto lo poderoso que era. Hizo que los ciegos vieran, los cojos caminaran e incluso alimentaron a 5000 personas, ¡sin incluir a los niños! Aun habiendo visto todo esto, los discípulos creían en ese momento que iban a ahogarse. Estaban asustados y le dijeron al maestro “Maestro”, ¿no te importa si nos ahogamos? La Biblia dice

 

“Se levantó, reprendió al viento y dijo a las olas:” ¡Tranquilo! ¡Quédate quieto! Entonces el viento se apagó y estaba completamente tranquilo. Él dijo a sus discípulos: “¿Por qué tienes tanto miedo? ¿Todavía no tienes fe? “Estaban aterrorizados y se preguntaban:” ¿Quién es este? ¡Incluso el viento y las olas le obedecen!

A veces esto sucede en nuestras vidas. Olvidamos que Dios está con nosotros en los tiempos difíciles así como en los buenos tiempos. Y no tenemos paz. No nos damos cuenta de que él es nuestro príncipe de la paz. Que él es lo suficientemente poderoso como para sacarnos de los lugares más oscuros en los que estamos. La paz de Dios, que nos ofrece, supera toda comprensión. Se basa en nuestro conocimiento de Dios y nuestra relacion personal. El Senor no está aquí para hacernos mal, sino para darnos esperanza y un futuro.

HISTORIA DE LA VIDA REAL

Al principio de mi matrimonio mi esposo tenía que salir muy tempano en la mañana a trabajar. Un dia más o menos a las 8 de la mañana mi esposo regresó del trabajo. Él había sido despedido. Muchas cosas pasaron por mi mente. ¿Cómo vamos a comprar pañales? ¿Cómo pagaremos nuestras cuentas? Antes de que pudiera seguir, mi esposo hizo algo que nunca olvidaré. Fue a la nevera y la abrió. Luego se volvió para preguntarme: “Jenny, ¿qué tenemos en esta nevera?” El contino ablando, “De la misma manera que Dios ha proveído ahora, él proveerá en los próximos días.”  Nos tomamos de la mano y oramos juntos esa mañana y elegimos confiar en Dios. Dos semanas después encontró un trabajo y nunca nos faltó nada. Aunque humanamente me debía preocupar, pero escogí confiar que Dios proveerá. Esa es la clase de paz que Dios nos da.

Mateo 6:26

Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

Jenny Guevara

Mi nombre es Jenny Guevara. Estoy casada con mi esposo Isaías Guevara por 35 anos. Somos padres de 4 hijas hermosas. Cada una de ellas está especialmente formada, con sus propias personalidades, pero todas son chicas según el corazón de Dios. Juntos hemos aprendido mucha paciencia y a confiar en el Señor en los momentos más difíciles. Mi esposo me a recordado “Dios tiene todo en control”. Mi deseo es compartir que Dios nos creó con un propósito y que no hay nada difícil para él. Todo lo que pasamos Dios puede usar para algo bueno en nuestra vida. Lo amo mucho. Pero no solo quiero decir. Quiero que mi vida lo demuestre.

Nuestro Redentor

                                  Isaías 43:1-2

Ahora, así dice El Señor, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.

cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá

en ti.

                                   Quién es tu Creador

Es el Dios todo Poderoso creador del cielo y de la tierra

Que te formó del polvo de la tierra y sopló vida en ti.

Te dice: “no temas”, ya que en esta vida vienen muchos temores de diferentes formas, ya sea físico, económico, familiar.

Te dice, “yo te redimí”, nos perdona, dice que la cuenta ha sido pagada.

Nos pone nombre y nos dice que somos de Él.

Y luego nos promete que aunque pasemos por las aguas, los ríos y el fuego

no nos anegarán- no nos quemarán, ni la llama arderá en nosotros.

Que gran promesa, tenemos a nuestro Dios y Padre del Señor Jesucristo que nos ama con amor eterno y con mucha esperanza.

Salmos 139:16

Mi embrión vio tus ojos,
Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas
Que fueron luego formadas,
Sin faltar una de ellas.

 

Jenny Guevara

My name is Jenny Guevara. I’m married to my husband Isaias Guevara. We are the parents of 4 beautiful daughters. Each one of them is especially formed, with their own personalities, but they are all girls after God’s own heart. Together we have learned a lot about patience and in trusting the Lord in the most difficult times. It is these times that my husband reminds me that “God has everything in control.” My passion is to share that we have a God that created us with a purpose and that there is nothing too difficult for him. Everything that we pass through God can and will use for good. I love him very much, but I don’t just want to say it. I want my life to show it.

EL SEÑOR PROVEERÁ

Apoyándose en Dios y disfrutando de la paz que él da.

Jeremías 29:11

Porque conozco los planes que tengo para ti “, declara el SEÑOR,” planea prosperarte y no hacerte daño, planea darte esperanza y un futuro.

El verso del día es Jeremías 29:11. Y vamos a dividir todas las promesas que Dios tiene para nosotros hoy en este versículo. Estos son los pensamientos que Dios tiene para nosotros. No los consejos de nuestros mejores amigos, ni nuestras familias, ni nosotros mismos, sino los de Dios. Pensamientos de paz.

La paz que Dios ofrece es diferente a la paz del mundo. No se basa en las garantías de su amigo o en la satisfacción de todas sus necesidades. Dios nos da paz incluso en los tiempos difíciles. Con Él puedes confiar en que todo va a funcionar para bien porque él tiene el control. Podemos ver esto en Marcos 4: 35-41. Aquí vemos a Jesús y sus discípulos cruzando el mar de Galilea cuando llegó una tormenta feroz y casi hundió el bote. Los discípulos conocían a Jesús. Habían visto lo poderoso que era. Hizo que los ciegos vieran, los cojos caminaran e incluso alimentaron a 5000 personas, ¡sin incluir a los niños! Aun habiendo visto todo esto, los discípulos creían en ese momento que iban a ahogarse. Estaban asustados y le dijeron al maestro “Maestro”, ¿no te importa si nos ahogamos? La Biblia dice

 

“Se levantó, reprendió al viento y dijo a las olas:” ¡Tranquilo! ¡Quédate quieto! Entonces el viento se apagó y estaba completamente tranquilo. Él dijo a sus discípulos: “¿Por qué tienes tanto miedo? ¿Todavía no tienes fe? “Estaban aterrorizados y se preguntaban:” ¿Quién es este? ¡Incluso el viento y las olas le obedecen!

A veces esto sucede en nuestras vidas. Olvidamos que Dios está con nosotros en los tiempos difíciles así como en los buenos tiempos. Y no tenemos paz. No nos damos cuenta de que él es nuestro príncipe de la paz. Que él es lo suficientemente poderoso como para sacarnos de los lugares más oscuros en los que estamos. La paz de Dios, que nos ofrece, supera toda comprensión. Se basa en nuestro conocimiento de Dios y nuestra relacion personal. El Senor no está aquí para hacernos mal, sino para darnos esperanza y un futuro.

HISTORIA DE LA VIDA REAL

Al principio de mi matrimonio mi esposo tenía que salir muy tempano en la mañana a trabajar. Un dia más o menos a las 8 de la mañana mi esposo regresó del trabajo. Él había sido despedido. Muchas cosas pasaron por mi mente. ¿Cómo vamos a comprar pañales? ¿Cómo pagaremos nuestras cuentas? Antes de que pudiera seguir, mi esposo hizo algo que nunca olvidaré. Fue a la nevera y la abrió. Luego se volvió para preguntarme: “Jenny, ¿qué tenemos en esta nevera?” El contino ablando, “De la misma manera que Dios ha proveído ahora, él proveerá en los próximos días.”  Nos tomamos de la mano y oramos juntos esa mañana y elegimos confiar en Dios. Dos semanas después encontró un trabajo y nunca nos faltó nada. Aunque humanamente me debía preocupar, pero escogí confiar que Dios proveerá. Esa es la clase de paz que Dios nos da.

Mateo 6:26

Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

Jenny Guevara

Mi nombre es Jenny Guevara. Estoy casada con mi esposo Isaías Guevara por 35 anos. Somos padres de 4 hijas hermosas. Cada una de ellas está especialmente formada, con sus propias personalidades, pero todas son chicas según el corazón de Dios. Juntos hemos aprendido mucha paciencia y a confiar en el Señor en los momentos más difíciles. Mi esposo me a recordado “Dios tiene todo en control”. Mi deseo es compartir que Dios nos creó con un propósito y que no hay nada difícil para él. Todo lo que pasamos Dios puede usar para algo bueno en nuestra vida. Lo amo mucho. Pero no solo quiero decir. Quiero que mi vida lo demuestre.

RUT Y NOEMI

Rut le contestó a Noemí: ¡No insistas en que te abandone y me separe de ti! Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. Rut 1:16

Rut y Noemí

Aconteció en los días que gobernaban los jueces,  que hubo un hombre en la tierra. Y un varón de Belén de Judá fue a morar en los campos de Moab, él y su mujer, y dos hijos suyos. 

 

El nombre de aquel varón era Elimelec, y el de su mujer, Noemí; y los nombres de sus hijos eran, Malón y Quelion, efrateos de Belén de Judá. Llegaron, pues, a los campos de Moab, y se quedaron ahí. 

 

Y murió Elimelec, marido de Noemí, y quedó ella con su dos hijos, los cuales tomaron para si mujeres moabitas, el nombre de una era Orfa, y el nombre de la otra, Rut; y habitaron ahí unos diez años. 

 

Y murieron también los dos, Malón y Quelion, quedando así las mujeres desamparadas de sus dos hijos y de su marido. 

 

Entonces se levantó con sus nueras, y regresó a los campos de Moab; porque oyó que el campo de Moab que Jehová había visitado a su pueblo pada darles pan. 

 

Salió pues, del lugar donde había estado, y con ella sus dos nueras, y comenzaron a caminar para volver a la tierra de Judá. 

 

Y Noemí dijo a sus dos nueras, “Andad, y volveos cada una a la casa de su madre, Jehová haga con vosotras misericordia, como lo habéis hecho con los muertos y conmigo. Os conceda Jehová que halléis descanso, cada una en casa de su marido”. Luego las beso, y ellas alzaron su voz y lloraron. Y le dijeron, “Ciertamente nosotros iremos contigo a tu pueblo”.  Y Noemí respondió, “Volveos hijas mías, ¿Para qué habéis de ir conmigo? ¿Tengo yo más hijos en el vientre, que puedan ser vuestros maridos? ¿Habéis vosotras de esperar hasta que fuesen grandes? ¿Haber de quedarnos sin casar por amor a ellos? No, hijas mías, que mayor amargura tengo yo que vosotras, pues la mano de Jehová ha salido contra mí”.

 

Y ellas alzaron otra vez su voz y lloraron, y Orfa besó a su suegra, mas Rut se quedo con ella. 

 

Y Noemí dijo, “He aquí tu cunada se ha vuelto a su pueblo y a sus dioses; vuelve tú tras ella”.

 

Respondió Rut, “No me ruegues que te deje, y me aparte de ti, porque dondequiera que tu fueres, iré yo, y dondequiera que tú vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. 

Preguntas

 

¿Qué pasó en Belén?

 

Significado de los nombres 

Elimelec [mi Dios es Rey]; Malón [débil, enfermizo]; Quelion [desperdicio o languidez, decaimiento]; Ruth [amiga]; Noemí [placentera]

 

¿Cuál fue la decisión de su esposo, Elimelec? 

R- Fue a morar a los campos de Moab 

 

¿Cómo se llamaban los hijos y con quien se casaron? 

R- Malón y Quelion 

 

¿Qué le pasó a los hijo y qué decisión tomó Noemí? 

R- Se murieron y Noemí regresó a Belén.

 

¿Cómo se sintieron sus nueras y qué decisión tomaron? 

R – Se sintieron muy tristes. Orfa se fue y Rut se quedó con Noemí. 

 

Rut le contestó a Noemí: ¡No insistas en que te abandone y me separe de ti! Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. 

 Rut 1:16

 

¿Qué aprendemos en la vida de Rut y Noemí?

 

El esposo de Noemí toma la decisión de salir de Belén por el hambre tu hubo en la tierra de Moab. 

Podemos ver que Noemí no se opuso a la decisión de su marido y salió de tu tierra. 

LO que podemos ver es que ella nunca dejó sus convicciones y su amor hacia Dios y ese amor depositó en sus dos nueras. Ese amor y guía en un Dios todopoderoso, y eso hizo que su nuera le siguiera, a punto de dejar todo, hasta su familia y su tierra, y seguir una mujer ejemplar como Noemí. 

 

Rut le contestó a Noemí: ¡No insistas en que te abandone y me separe de ti! Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. 

 Rut 1:16

 

Jenny Guevara

My name is Jenny Guevara. I’m married to my husband Isaias Guevara. We are the parents of 4 beautiful daughters. Each one of them is especially formed, with their own personalities, but they are all girls after God’s own heart. Together we have learned a lot about patience and in trusting the Lord in the most difficult times. It is these times that my husband reminds me that “God has everything in control.” My passion is to share that we have a God that created us with a purpose and that there is nothing too difficult for him. Everything that we pass through God can and will use for good. I love him very much, but I don’t just want to say it. I want my life to show it.

EL SEÑOR PROVEERÁ

Apoyándose en Dios y disfrutando de la paz que él da.

Jeremías 29:11

Porque conozco los planes que tengo para ti “, declara el SEÑOR,” planea prosperarte y no hacerte daño, planea darte esperanza y un futuro.

El verso del día es Jeremías 29:11. Y vamos a dividir todas las promesas que Dios tiene para nosotros hoy en este versículo. Estos son los pensamientos que Dios tiene para nosotros. No los consejos de nuestros mejores amigos, ni nuestras familias, ni nosotros mismos, sino los de Dios. Pensamientos de paz.

La paz que Dios ofrece es diferente a la paz del mundo. No se basa en las garantías de su amigo o en la satisfacción de todas sus necesidades. Dios nos da paz incluso en los tiempos difíciles. Con Él puedes confiar en que todo va a funcionar para bien porque él tiene el control. Podemos ver esto en Marcos 4: 35-41. Aquí vemos a Jesús y sus discípulos cruzando el mar de Galilea cuando llegó una tormenta feroz y casi hundió el bote. Los discípulos conocían a Jesús. Habían visto lo poderoso que era. Hizo que los ciegos vieran, los cojos caminaran e incluso alimentaron a 5000 personas, ¡sin incluir a los niños! Aun habiendo visto todo esto, los discípulos creían en ese momento que iban a ahogarse. Estaban asustados y le dijeron al maestro “Maestro”, ¿no te importa si nos ahogamos? La Biblia dice

 

“Se levantó, reprendió al viento y dijo a las olas:” ¡Tranquilo! ¡Quédate quieto! Entonces el viento se apagó y estaba completamente tranquilo. Él dijo a sus discípulos: “¿Por qué tienes tanto miedo? ¿Todavía no tienes fe? “Estaban aterrorizados y se preguntaban:” ¿Quién es este? ¡Incluso el viento y las olas le obedecen!

A veces esto sucede en nuestras vidas. Olvidamos que Dios está con nosotros en los tiempos difíciles así como en los buenos tiempos. Y no tenemos paz. No nos damos cuenta de que él es nuestro príncipe de la paz. Que él es lo suficientemente poderoso como para sacarnos de los lugares más oscuros en los que estamos. La paz de Dios, que nos ofrece, supera toda comprensión. Se basa en nuestro conocimiento de Dios y nuestra relacion personal. El Senor no está aquí para hacernos mal, sino para darnos esperanza y un futuro.

HISTORIA DE LA VIDA REAL

Al principio de mi matrimonio mi esposo tenía que salir muy tempano en la mañana a trabajar. Un dia más o menos a las 8 de la mañana mi esposo regresó del trabajo. Él había sido despedido. Muchas cosas pasaron por mi mente. ¿Cómo vamos a comprar pañales? ¿Cómo pagaremos nuestras cuentas? Antes de que pudiera seguir, mi esposo hizo algo que nunca olvidaré. Fue a la nevera y la abrió. Luego se volvió para preguntarme: “Jenny, ¿qué tenemos en esta nevera?” El contino ablando, “De la misma manera que Dios ha proveído ahora, él proveerá en los próximos días.”  Nos tomamos de la mano y oramos juntos esa mañana y elegimos confiar en Dios. Dos semanas después encontró un trabajo y nunca nos faltó nada. Aunque humanamente me debía preocupar, pero escogí confiar que Dios proveerá. Esa es la clase de paz que Dios nos da.

Mateo 6:26

Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

Jenny Guevara

Mi nombre es Jenny Guevara. Estoy casada con mi esposo Isaías Guevara por 35 anos. Somos padres de 4 hijas hermosas. Cada una de ellas está especialmente formada, con sus propias personalidades, pero todas son chicas según el corazón de Dios. Juntos hemos aprendido mucha paciencia y a confiar en el Señor en los momentos más difíciles. Mi esposo me a recordado “Dios tiene todo en control”. Mi deseo es compartir que Dios nos creó con un propósito y que no hay nada difícil para él. Todo lo que pasamos Dios puede usar para algo bueno en nuestra vida. Lo amo mucho. Pero no solo quiero decir. Quiero que mi vida lo demuestre.

El agua amarga de Mara

El agua amarga de Mara

    Filipenses 4:13

  Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

22 E hizo Moisés que partiese Israel del Mar Rojo, y salieron al desierto de Shur; y anduvieron tres días por el desierto sin hallar agua.

23 Y llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas; por eso le pusieron el nombre de Mara.[a]

24 entonces el pueblo murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Qué hemos de beber?

25 Y Moisés clamó a Jehová, y Jehová le mostró un árbol; y lo echó en las aguas, y las aguas se endulzaron. Allí les dio estatutos y ordenanzas, y allí los probó;

26 y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador.

27 Y llegaron a Elim, donde había doce fuentes de aguas, y setenta palmeras; y acamparon allí junto a las aguas.

22 E hizo Moisés que partiese Israel del Mar Rojo, y salieron al desierto de Shur; y anduvieron tres días por el desierto sin hallar agua.

23 Y llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas; por eso le pusieron el nombre de Mara.[a]

24 entonces el pueblo murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Qué hemos de beber?

25 Y Moisés clamó a Jehová, y Jehová le mostró un árbol; y lo echó en las aguas, y las aguas se endulzaron. Allí les dio estatutos y ordenanzas, y allí los probó;

26 y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador.

27 Y llegaron a Elim, donde había doce fuentes de aguas, y setenta palmeras; y acamparon allí junto a las aguas.

 

 La actitud de los hijos de Israel cuando tuvieron sed

Cuando leo que los Israel murmuraron por no tener agua.

Digo es verdad 3 días sin tomar agua fue difícil, Yo posiblemente hubiese dicho has un milagro o talvez hubiese murmurado también que pena ya que nos olvidamos lo tanto que a hecho Dios en nuestra vida

 

Preguntas

¿Cómo te sientes cuando viene la prueba?

¿Cuándo las cosas no salen como tú lo esperabas?

¿Todavía confías que Dios tiene un propósito y te puede ayudar?

Después que hayas contestado estas preguntas aparta un tiempo con Dios y se muy sincera y pídele que te ayude a tener fe en Dios y confiar que él te ama eternamente y puede contestar tus peticiones conforme a su voluntad.

 

Jenny Guevara

My name is Jenny Guevara. I’m married to my husband Isaias Guevara. We are the parents of 4 beautiful daughters. Each one of them is especially formed, with their own personalities, but they are all girls after God’s own heart. Together we have learned a lot about patience and in trusting the Lord in the most difficult times. It is these times that my husband reminds me that “God has everything in control.” My passion is to share that we have a God that created us with a purpose and that there is nothing too difficult for him. Everything that we pass through God can and will use for good. I love him very much, but I don’t just want to say it. I want my life to show it.

EL SEÑOR PROVEERÁ

Apoyándose en Dios y disfrutando de la paz que él da.

Jeremías 29:11

Porque conozco los planes que tengo para ti “, declara el SEÑOR,” planea prosperarte y no hacerte daño, planea darte esperanza y un futuro.

El verso del día es Jeremías 29:11. Y vamos a dividir todas las promesas que Dios tiene para nosotros hoy en este versículo. Estos son los pensamientos que Dios tiene para nosotros. No los consejos de nuestros mejores amigos, ni nuestras familias, ni nosotros mismos, sino los de Dios. Pensamientos de paz.

La paz que Dios ofrece es diferente a la paz del mundo. No se basa en las garantías de su amigo o en la satisfacción de todas sus necesidades. Dios nos da paz incluso en los tiempos difíciles. Con Él puedes confiar en que todo va a funcionar para bien porque él tiene el control. Podemos ver esto en Marcos 4: 35-41. Aquí vemos a Jesús y sus discípulos cruzando el mar de Galilea cuando llegó una tormenta feroz y casi hundió el bote. Los discípulos conocían a Jesús. Habían visto lo poderoso que era. Hizo que los ciegos vieran, los cojos caminaran e incluso alimentaron a 5000 personas, ¡sin incluir a los niños! Aun habiendo visto todo esto, los discípulos creían en ese momento que iban a ahogarse. Estaban asustados y le dijeron al maestro “Maestro”, ¿no te importa si nos ahogamos? La Biblia dice

 

“Se levantó, reprendió al viento y dijo a las olas:” ¡Tranquilo! ¡Quédate quieto! Entonces el viento se apagó y estaba completamente tranquilo. Él dijo a sus discípulos: “¿Por qué tienes tanto miedo? ¿Todavía no tienes fe? “Estaban aterrorizados y se preguntaban:” ¿Quién es este? ¡Incluso el viento y las olas le obedecen!

A veces esto sucede en nuestras vidas. Olvidamos que Dios está con nosotros en los tiempos difíciles así como en los buenos tiempos. Y no tenemos paz. No nos damos cuenta de que él es nuestro príncipe de la paz. Que él es lo suficientemente poderoso como para sacarnos de los lugares más oscuros en los que estamos. La paz de Dios, que nos ofrece, supera toda comprensión. Se basa en nuestro conocimiento de Dios y nuestra relacion personal. El Senor no está aquí para hacernos mal, sino para darnos esperanza y un futuro.

HISTORIA DE LA VIDA REAL

Al principio de mi matrimonio mi esposo tenía que salir muy tempano en la mañana a trabajar. Un dia más o menos a las 8 de la mañana mi esposo regresó del trabajo. Él había sido despedido. Muchas cosas pasaron por mi mente. ¿Cómo vamos a comprar pañales? ¿Cómo pagaremos nuestras cuentas? Antes de que pudiera seguir, mi esposo hizo algo que nunca olvidaré. Fue a la nevera y la abrió. Luego se volvió para preguntarme: “Jenny, ¿qué tenemos en esta nevera?” El contino ablando, “De la misma manera que Dios ha proveído ahora, él proveerá en los próximos días.”  Nos tomamos de la mano y oramos juntos esa mañana y elegimos confiar en Dios. Dos semanas después encontró un trabajo y nunca nos faltó nada. Aunque humanamente me debía preocupar, pero escogí confiar que Dios proveerá. Esa es la clase de paz que Dios nos da.

Mateo 6:26

Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

Jenny Guevara

Mi nombre es Jenny Guevara. Estoy casada con mi esposo Isaías Guevara por 35 anos. Somos padres de 4 hijas hermosas. Cada una de ellas está especialmente formada, con sus propias personalidades, pero todas son chicas según el corazón de Dios. Juntos hemos aprendido mucha paciencia y a confiar en el Señor en los momentos más difíciles. Mi esposo me a recordado “Dios tiene todo en control”. Mi deseo es compartir que Dios nos creó con un propósito y que no hay nada difícil para él. Todo lo que pasamos Dios puede usar para algo bueno en nuestra vida. Lo amo mucho. Pero no solo quiero decir. Quiero que mi vida lo demuestre.

Un milagro en el cual podemos ver la mano de Dios Todopoderoso

Un milagro en el cual podemos ver la mano de Dios

El nacimiento de Moises

                                              Nacimiento de Moisés

Un varón de la familia de Leví fue y tomó por mujer a una hija de Leví,

la que concibió y dio a luz un hijo; y viéndole que era hermoso, le tuvo escondido tres meses.

Pero no pudiendo ocultarle más tiempo, tomó una arquilla de juncos y la calafateó con asfalto y brea, y colocó en ella al niño y lo puso en un carrizal a la orilla del río.

Y una hermana suya se puso a lo lejos, para ver lo que le acontecería.

Y la hija de Faraón descendió a lavarse al río, y paseándose sus doncellas por la ribera del río, vio ella la arquilla en el carrizal, y envió una criada suya a que la tomase.

Y cuando la abrió, vio al niño; y he aquí que el niño lloraba. Y teniendo compasión de él, dijo: De los niños de los hebreos es éste.

entonces su hermana dijo a la hija de Faraón: ¿Iré a llamarte una nodriza de las hebreas, para que te críe este niño?

Y la hija de Faraón respondió: Ve. Entonces fue la doncella y llamó a la madre del niño,

                                 Preguntas

  • ¿Cómo esconder al niño y dónde?
  • Cómo se sintió su mama al mirar la canasta con el bebe

¿En el rio?

  • Miriam como hermana se sentían responsable de ayudar, pero impotente.
  • ¿Quién vio la canasta con el bebe?
  • ¿Quién cuidara al bebe mientras toma leche?
  • Dígame, ¿fue un milagro?

                                               

Después de contestar estas preguntas, ¿usted cree que Dios pude hacer un milagro en su vida?

Si pudiera compartir una experiencia como Dios hizo un milagro en su vida, ayudaría para aumentar la fe aquellos que lo necesitan hoy. Dios le bendiga.

Salmos 77:14

Tú eres el Dios que hace maravillas; Hiciste notorio en los pueblos Tu poder.  

Jenny Guevara

My name is Jenny Guevara. I’m married to my husband Isaias Guevara. We are the parents of 4 beautiful daughters. Each one of them is especially formed, with their own personalities, but they are all girls after God’s own heart. Together we have learned a lot about patience and in trusting the Lord in the most difficult times. It is these times that my husband reminds me that “God has everything in control.” My passion is to share that we have a God that created us with a purpose and that there is nothing too difficult for him. Everything that we pass through God can and will use for good. I love him very much, but I don’t just want to say it. I want my life to show it.

EL SEÑOR PROVEERÁ

Apoyándose en Dios y disfrutando de la paz que él da.

Jeremías 29:11

Porque conozco los planes que tengo para ti “, declara el SEÑOR,” planea prosperarte y no hacerte daño, planea darte esperanza y un futuro.

El verso del día es Jeremías 29:11. Y vamos a dividir todas las promesas que Dios tiene para nosotros hoy en este versículo. Estos son los pensamientos que Dios tiene para nosotros. No los consejos de nuestros mejores amigos, ni nuestras familias, ni nosotros mismos, sino los de Dios. Pensamientos de paz.

La paz que Dios ofrece es diferente a la paz del mundo. No se basa en las garantías de su amigo o en la satisfacción de todas sus necesidades. Dios nos da paz incluso en los tiempos difíciles. Con Él puedes confiar en que todo va a funcionar para bien porque él tiene el control. Podemos ver esto en Marcos 4: 35-41. Aquí vemos a Jesús y sus discípulos cruzando el mar de Galilea cuando llegó una tormenta feroz y casi hundió el bote. Los discípulos conocían a Jesús. Habían visto lo poderoso que era. Hizo que los ciegos vieran, los cojos caminaran e incluso alimentaron a 5000 personas, ¡sin incluir a los niños! Aun habiendo visto todo esto, los discípulos creían en ese momento que iban a ahogarse. Estaban asustados y le dijeron al maestro “Maestro”, ¿no te importa si nos ahogamos? La Biblia dice

 

“Se levantó, reprendió al viento y dijo a las olas:” ¡Tranquilo! ¡Quédate quieto! Entonces el viento se apagó y estaba completamente tranquilo. Él dijo a sus discípulos: “¿Por qué tienes tanto miedo? ¿Todavía no tienes fe? “Estaban aterrorizados y se preguntaban:” ¿Quién es este? ¡Incluso el viento y las olas le obedecen!

A veces esto sucede en nuestras vidas. Olvidamos que Dios está con nosotros en los tiempos difíciles así como en los buenos tiempos. Y no tenemos paz. No nos damos cuenta de que él es nuestro príncipe de la paz. Que él es lo suficientemente poderoso como para sacarnos de los lugares más oscuros en los que estamos. La paz de Dios, que nos ofrece, supera toda comprensión. Se basa en nuestro conocimiento de Dios y nuestra relacion personal. El Senor no está aquí para hacernos mal, sino para darnos esperanza y un futuro.

HISTORIA DE LA VIDA REAL

Al principio de mi matrimonio mi esposo tenía que salir muy tempano en la mañana a trabajar. Un dia más o menos a las 8 de la mañana mi esposo regresó del trabajo. Él había sido despedido. Muchas cosas pasaron por mi mente. ¿Cómo vamos a comprar pañales? ¿Cómo pagaremos nuestras cuentas? Antes de que pudiera seguir, mi esposo hizo algo que nunca olvidaré. Fue a la nevera y la abrió. Luego se volvió para preguntarme: “Jenny, ¿qué tenemos en esta nevera?” El contino ablando, “De la misma manera que Dios ha proveído ahora, él proveerá en los próximos días.”  Nos tomamos de la mano y oramos juntos esa mañana y elegimos confiar en Dios. Dos semanas después encontró un trabajo y nunca nos faltó nada. Aunque humanamente me debía preocupar, pero escogí confiar que Dios proveerá. Esa es la clase de paz que Dios nos da.

Mateo 6:26

Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

Jenny Guevara

Mi nombre es Jenny Guevara. Estoy casada con mi esposo Isaías Guevara por 35 anos. Somos padres de 4 hijas hermosas. Cada una de ellas está especialmente formada, con sus propias personalidades, pero todas son chicas según el corazón de Dios. Juntos hemos aprendido mucha paciencia y a confiar en el Señor en los momentos más difíciles. Mi esposo me a recordado “Dios tiene todo en control”. Mi deseo es compartir que Dios nos creó con un propósito y que no hay nada difícil para él. Todo lo que pasamos Dios puede usar para algo bueno en nuestra vida. Lo amo mucho. Pero no solo quiero decir. Quiero que mi vida lo demuestre.