Elementor #5946

Ana una mujer con propósito

LUCAS 2:36-38

36 estaba también allí Ana, profetisa, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad muy avanzada, pues había vivido con su marido siete años desde su virginidad,

37 y era viuda hacía ochenta y cuatro años; y no se apartaba del templo, sirviendo de noche y de día con ayunos y oraciones.

38 esta, presentándose en la misma hora, daba gracias a Dios, y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención en Jerusalén.

                                            Ana

Una mujer que ya estaba avanza de años, viuda por 84 años

Solo vivió con su esposo por 7 años,

Me imagino que debió haber sido muy triste y difícil perder a su esposo.

                                      Decisión

Ana tomó la decisión de dar su tiempo y su vida a Dios y no hundirse en la depresión

Estaba en el templo sirviendo de día y de noche.

 Cuando pienso lo que dice de día y noche, yo me recuerdo que mi hija ayudaba en la escuela bíblica de verano en la mañana y en la noche. Ayudaba en la clase de los niños y le gustaba mucho.

Posiblemente Ana ayudaba a limpiar el templo en la mañana  

 y en la noche, tenía un grupo de oración y ayuno, eso me viene a la mente.

Se mira que le gustaba mucho y lo disfrutaba, ya que estuvo por 84 años.

Y que gran sorpresa.

Cuando vino esa mañana a servir en el templo, ¡que sorpresa! estaba María, (la mamá del Señor Jesús) y José, presentando al niño Jesús a los 8 días, conforme a la costumbre de los judíos.

¡Qué gran bendición! Ella daba gracias a Dios y no paraba de hablar del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén.

 Podemos decir que era una mujer muy agradecida ya que pudo mirar al hijo de Dios. Se transformó en una predicadora del Redentor y Salvador del mundo.

                                  ¿Qué hemos aprendidos?

 Que Dios es fiel y nos sorprende cuando pensamos que todo se acabado

Hebreos 6:10

 Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún.

 

Jenny Guevara

My name is Jenny Guevara. I’m married to my husband Isaias Guevara. We are the parents of 4 beautiful daughters. Each one of them is especially formed, with their own personalities, but they are all girls after God’s own heart. Together we have learned a lot about patience and in trusting the Lord in the most difficult times. It is these times that my husband reminds me that “God has everything in control.” My passion is to share that we have a God that created us with a purpose and that there is nothing too difficult for him. Everything that we pass through God can and will use for good. I love him very much, but I don’t just want to say it. I want my life to show it.

EL SEÑOR PROVEERÁ

Apoyándose en Dios y disfrutando de la paz que él da.

Jeremías 29:11

Porque conozco los planes que tengo para ti “, declara el SEÑOR,” planea prosperarte y no hacerte daño, planea darte esperanza y un futuro.

El verso del día es Jeremías 29:11. Y vamos a dividir todas las promesas que Dios tiene para nosotros hoy en este versículo. Estos son los pensamientos que Dios tiene para nosotros. No los consejos de nuestros mejores amigos, ni nuestras familias, ni nosotros mismos, sino los de Dios. Pensamientos de paz.

La paz que Dios ofrece es diferente a la paz del mundo. No se basa en las garantías de su amigo o en la satisfacción de todas sus necesidades. Dios nos da paz incluso en los tiempos difíciles. Con Él puedes confiar en que todo va a funcionar para bien porque él tiene el control. Podemos ver esto en Marcos 4: 35-41. Aquí vemos a Jesús y sus discípulos cruzando el mar de Galilea cuando llegó una tormenta feroz y casi hundió el bote. Los discípulos conocían a Jesús. Habían visto lo poderoso que era. Hizo que los ciegos vieran, los cojos caminaran e incluso alimentaron a 5000 personas, ¡sin incluir a los niños! Aun habiendo visto todo esto, los discípulos creían en ese momento que iban a ahogarse. Estaban asustados y le dijeron al maestro “Maestro”, ¿no te importa si nos ahogamos? La Biblia dice

 

“Se levantó, reprendió al viento y dijo a las olas:” ¡Tranquilo! ¡Quédate quieto! Entonces el viento se apagó y estaba completamente tranquilo. Él dijo a sus discípulos: “¿Por qué tienes tanto miedo? ¿Todavía no tienes fe? “Estaban aterrorizados y se preguntaban:” ¿Quién es este? ¡Incluso el viento y las olas le obedecen!

A veces esto sucede en nuestras vidas. Olvidamos que Dios está con nosotros en los tiempos difíciles así como en los buenos tiempos. Y no tenemos paz. No nos damos cuenta de que él es nuestro príncipe de la paz. Que él es lo suficientemente poderoso como para sacarnos de los lugares más oscuros en los que estamos. La paz de Dios, que nos ofrece, supera toda comprensión. Se basa en nuestro conocimiento de Dios y nuestra relacion personal. El Senor no está aquí para hacernos mal, sino para darnos esperanza y un futuro.

HISTORIA DE LA VIDA REAL

Al principio de mi matrimonio mi esposo tenía que salir muy tempano en la mañana a trabajar. Un dia más o menos a las 8 de la mañana mi esposo regresó del trabajo. Él había sido despedido. Muchas cosas pasaron por mi mente. ¿Cómo vamos a comprar pañales? ¿Cómo pagaremos nuestras cuentas? Antes de que pudiera seguir, mi esposo hizo algo que nunca olvidaré. Fue a la nevera y la abrió. Luego se volvió para preguntarme: “Jenny, ¿qué tenemos en esta nevera?” El contino ablando, “De la misma manera que Dios ha proveído ahora, él proveerá en los próximos días.”  Nos tomamos de la mano y oramos juntos esa mañana y elegimos confiar en Dios. Dos semanas después encontró un trabajo y nunca nos faltó nada. Aunque humanamente me debía preocupar, pero escogí confiar que Dios proveerá. Esa es la clase de paz que Dios nos da.

Mateo 6:26

Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

Jenny Guevara

Mi nombre es Jenny Guevara. Estoy casada con mi esposo Isaías Guevara por 35 anos. Somos padres de 4 hijas hermosas. Cada una de ellas está especialmente formada, con sus propias personalidades, pero todas son chicas según el corazón de Dios. Juntos hemos aprendido mucha paciencia y a confiar en el Señor en los momentos más difíciles. Mi esposo me a recordado “Dios tiene todo en control”. Mi deseo es compartir que Dios nos creó con un propósito y que no hay nada difícil para él. Todo lo que pasamos Dios puede usar para algo bueno en nuestra vida. Lo amo mucho. Pero no solo quiero decir. Quiero que mi vida lo demuestre.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *